martes, 13 de octubre de 2009

Mi primer quilt


Este es mi primer quilt. Con él me iniciaba en esto del patchwork allá por el año 1998. Es un sampler que hice en un curso de un mes. Mi profe se llamaba Lourdes y era catalana. Guardo un recuerdo muy especial de ella, ¡era la bomba!. Había venido a Oviedo, a dar cursos en una tienda porque la dueña era su amiga, pero luego se volvió a Barcelona y perdimos el contacto. Era una auténtica quilter, nada ortodoxa, que me transmitió la idea de que en patchwork "casi todo" vale y se aprovecha, la idea de que puedes adaptar el patrón original a tus gustos y posibilidades porque, en definitiva, esa es la fiosofía que subyace a esta técnica ancestral: la creatividad y el aprovechamiento de los recursos y los materiales.

Este quilt, como era el primero, se lo regalé a Ernesto que siempre se quejó de que era un poco corto y no le tapaba entero cuando se echaba la siesta en el sofá, pero qué quieres... en un mes de curso no me dio tiempo a más! Ahora está ya un poco viejo (tiene más encanto), pero en su día incitó a más de una amiga a coser trapitos. Todo un hit.

4 comentarios:

Angeles Caso dijo...

No parece el mismo en foto que en persona. Tiene tonos azules¡ nunca lo hubiese dicho.Te acuerdas que cuando me lo enseñabas y no me decía nada esto del patchwork y ¡mira ahora¡, es como cuando ves a un hombre que ni fu ni fa y luego acabas casándote con él.
Que gana tengo de ponerme con todo lo mío, cuando llegué el 17 de diciembre no me lo voy a creer.
Un beso.

belen dijo...

Vaya, vaya... mira por donde voy a ver tu primer quilt. A ver si continuas poniendo cositas y nos tienes al dia, que se yo que haces muchas cosas guapas y no me las enseñas. Besitos.Belén

Isabel dijo...

Yo¡¡¡fui una a la que tu quilt incito al patchwork,y estoy agradecidisisima¡¡de que haya sido asi. un besin.

Taller de Soco dijo...

Hola! Nos alegramos de haber dado con tu blog. Tenemos entendido que has abierto una preciosa tienda en Gijón que esperamos visitar próximamente. Un primer quilt que te trae buenos recuerdos, como no puede ser de otra manera. Estoy de acuerdo con la manera de entender el patchwork de tu profesora por lo que nos cuentas. Un beso y hasta pronto!